Entonces el Señor llevó a Abram afuera, y le dijo: —Mira bien el cielo, y cuenta las estrellas, si es que puedes contarlas. Pues bien, así será el número de tus descendientes.
Génesis 15:5 DHH

Siempre me ha parecido interesante el hecho de que Dios utilizará las estrellas para simbolizar ese momento en que le prometió una gran descendencia a Abram.
Si te pones un poco en contexto en ese tiempo no se tenía tanto conocimiento acerca de las estrellas como lo tenemos hoy. En nuestros tiempos y gracias a la avanzada tecnología sabemos de los millones de estrellas que hay y que pueden haber en el universo y aun así nuestra tecnología queda corta para conocer toda su magnitud. Pero en esos tiempos de Abram no se tenía conocimiento más allá de lo que podían ver o imaginar.
¿Entonces porque Dios no utilizo algo como la arena? ¿No sería más fácil y sencillo de entender para Abram, que a propósito estaban en un desierto y había vivido toda su vida rodeado por un sin número de granos de arena?
Bueno.. a mí me encanta saber que cuando Dios nos habla y nos promete algo lo hace no desde nuestro conocimiento, sino desde el suyo.
Dios no quiere prometerte descendencia como la arena, Él no quiere darte algo que ya conoces y que muchas veces te molesta porque se te mete en los zapatos, Él no quiere prometerte algo que ya sabes cómo funciona porque entonces si sabemos cómo hacerlo ¿para qué necesitamos a Dios?
POR EL CONTRARIO, DIOS QUIERE PROMETERTE UNA DESCENDENCIA COMO LAS ESTRELLAS
Yo pienso que Dios de lo último que le hablaba a Abram era de números, Dios le estaba prometiendo algo mucho más especial que solo cantidad.
Le estaba prometiendo el PRESENTE, porque lo llevo a mirar lo que ya había. Muchos estamos esperando que Dios tenga un futuro para nosotros y no nos damos cuenta de que nuestro futuro es ahora, que cada próximo segundo que pase en nuestras vidas será el futuro y de pende de nosotros crear ese futuro con nuestras acciones y nuestras decisiones.
Le estaba prometiendo el PASADO porque como sabemos muchas de las estrellas que vemos hoy resplandecer han dado su esplendor hace millones de años y eso me da confianza de que todo mi pasado Dios lo utiliza HOY para crear un presente BRILLANTE, y que las generaciones que han pasado han creado un camino para que yo hoy pueda confiar en lo que Dios dice.
Le estaba prometiendo COMPAÑIA. De la arena nos podemos separar y podemos votarla de nuestros pies, pero las estrellas siempre estarán ahí para nosotros así como Dios promete estar siempre con nosotros, no importando como luzcan las cosas aquí abajo el siempre estará presente para cuando queramos mirarlo y reconocer que de su presencia no podemos escapar y que el cubre cada espacio de nuestro universo.
Le estaba prometiendo RESPALDO. Aunque las estrellas siempre están allí es un hecho que dan su máximo esplendor en la noche; cuando la noche es más oscura es que más las notamos y agradezco esto porque me da la tranquilidad saber que cuando lleguen mis noches más oscuras su luz será más fuerte.
Y por último le estaba prometiendo lo DESCONOCIDO. ¿Que podría saber el pobre Abram de las estrellas más allá de su hermosas que son? Si bien cada que las miramos nos quedamos asombrados no tenemos ni idea de cuan enormes son y no podemos ni siquiera contarlas. Pues bien estoy seguro de que, aunque Dios cada día nos sorprende con cosas maravillosas, no tenemos ni idea de cuan grandes son sus propósitos ni de la cantidad de promesas que Él ya tiene preparadas para nosotros.
Hay un Futuro que Dios ha preparado para ti, pero necesita ser creado Hoy.
Se que a veces no lo entiendes y da miedo e incertidumbre lo que vendrá para nuestras vidas pero simplemente levanta la cabeza y MIRA LAS ESTRELLAS.⭐⭐⭐

Eliseo Galvez